Crisis alimentarias en España | Ciencia | elcomercio.es

Crisis alimentarias en España

marzo 8, 2013 Sin comentarios »
GF03HSZ1 691x1024 Crisis alimentarias en España

Manifestación de ganaderos en Asturias durante la crisis de las vacas locas.

Estas han sido algunas de las crisis alimentarias más graves registradas en los últimos años:

La crisis del pepino
Alemania dio la alarma al detectar un aumento importante de enfermos con diarrea sanguinolenta debido a la bacteria Escherichia coli. Las autoridades germanas vincularon primero la enfermedad al pepino español y a las hortalizas de importación. Finalmente se demostró que el origen eran los germinados cultivados en el propio país.

El aceite de colza

La contaminación alimentaria más grave en España fue la causada por el aceite de colza. En mayo de 1981 se detectó el primer caso de un afectado por este aceite. Resultaron afectadas 20.205 personas, de las que 4.537 fallecieron. Los que todavía viven sufren importantes secuelas como problemas crónicos como hipertensión, lesiones neurológicas y daños en el hígado, así como problemas digestivos y alteraciones analíticas.

Vacas locas
La encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o más conocida como “enfermedad de las vacas locas” apareció primero en reses. Fue en el Reino Unido donde saltó la alarma al diagnosticarse por primera vez el mal en animales. Diez años más tarde, en 1996, se detectaron los primeros casos en humanos. Esta enfermedad ha acabado con la vida de 219 personas en todo el mundo.  España es el tercer país más afectado con cinco fallecidos: uno en Madrid, tres en Castilla y León y uno en Cantabria. El mal llegó a las vacas porque estas eran alimentadas con proteínas derivadas de rumiantes a través de harinas cárnicas.

La gripe aviar

En 1997 surgió el primer brote conocido en seres humanos de la llamada gripe aviar, una enfermedad que se transmitía de ave a ave, pero que saltó a los humanos que tenían un contacto prolongado con los animales enfermos. El primer caso se produjo en Hong Kong. Hasta el momento no hay ninguna evidencia científica de que esta enfermedad se transmita a través de la alimentación, pues el virus se destruye al cocinar la carne ya que no resiste temperaturas mayores de 70ºC.  Más de 250 personas han muerto en todo el mundo a causa de la gripe aviar, una cifra poco significativa si se compara con la gripe común.

Las dioxinas en el pollo
La intoxicación alimentaria procedía de Bélgica y el alimento afectado, el pollo. En 1999, se descubrió que un empresario belga introdujo la dioxina en la cadena de alimentación belga al reciclar grasas y aceites con los que se fabricarían piensos para pollos que se vendió no solo en este país, sino también a otros países de Europa.

Salmonella

En 2005 se produjo un brote de salmonella que afectó a más de 2.000 personas de distintas comunidades autónomas españolas. El origen de la contaminación estaba en unos pollos precocinados de la marca SADA. Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, la contaminación podría haber sido provocada por una salsa que llevaba el producto.

Leche infantil china contaminada
En septiembre de 2008, más de 54.000 bebés chinos resultaron intoxicados y cuatro murieron por el consumo de leche adulterada, pero que no llegó a Europa. Los pequeños padecían insuficiencia renal grave. La intoxicación se produjo porque la leche contenía melamina, una resina sintética que se usa, por ejemplo, para dar consistencia a los conglomerados.

Peste porcina
Se detectaron casos de peste porcina en España junio de 2001. Cataluña fue la región más afectada. Los productos porcinos españoles estuvieran vetados en varios países. Fueron sacrificados más de 100.000 animales. La peste porcina es una enfermedad que afecta únicamente a los cerdos, por lo que no se transmite al ser humano. 

Post relacionados:

  1. España, contra el turismo de células madre

Related Posts

Deja tu comentario